'

.


martes, 7 de septiembre de 2010

Capitulo 14: Téssis, antítessis, síntessis, PILLADOS!

Capitulo 14: Tésis, antítesis, síntesis, PILLADOS!

Cuando salieron de casa, se dieron cuenta que no había practicamente nadie en la calle, era muy pronto.
Se dirigía hacia callejones oscuros y estrecho, seguido por un largo y bello campo de fresca hierba verde. Al final de ese campo, en una especie de turon, se encontraban las ruinas de un viejo castillo abandonado. Se escondieron entre los matorrales que había a su alrededor para decidir que harían.
-Y ahora que hacemos?- preguntó Franky.
-Mmm... no se, no sabemos que puede haber ahí dentro.-continuó Chopper.
-Yo entraré- dijo Robin decidida.
-Pero es muy peligroso, no sabemos que...-intentó decir Nami.
-No me importa, si ya no confías en mi me da igual- replicó.
-Pues yo te acompaño- dijo Franky
-De acuerdo, entonces Sanji y Nami, se quedan aquí en la puerta, Franky y Robin se infiltran e investigan el interior, y Chopper y yo rodearemos el castillo.-propuso Shila- Que os parece?
-Por mi vale, algo que decir?-dijo Robin.
-Adelante!-Respondieron Franky y Chopper.

Aunque Nami y Sanji no estaban muy deacuerdo, ya que se preocupavan por Robin y Franky, no tuvieron mas opción que hacer lo acordado.
Chopper y Shila corrieron hacia el otro lado del edificio, o lo que quedava de el.
Franky junto a Robin entraron en el castillo por unos de lo balcones. Fanky abrió la puerrta sigilosamente, para que no les descubrieran y dejó pasar primero a Robin.
-Bien, por aquí- dijo Franky casi en un susurro.
-Gracias, esperemos que la puerta no esté cerrada- Respondió Robin agarrando el pomo de la puerta.
La puerta no estava cerrada, asi que pudieron acceder al interior del edificio sin ninguna dificultad. Primero asomaron la cabeza por la puerta para asegurarse que no había nadie que les puediera descubrir. Primero pasó Robin y Franky detrás. Por el momento no se escuchaba nada en el interior, excepto sus respiraciones.

Sanji y Nami que esperaban fuera, no sabían que hacer, estaban demasiado nerviosos para pararse a pensar en lo que estava sucediendo, ni que pasaría cuando Robin y Franky descubrieran lo que había allí dentro. En un momento de silencio absoluto, Nami escuchó un ruido.
-Sanji, deja de moverte!-Le dijo Nami.
-Pero Nami, si no me he movido-respondió.
-En-entonces.... que a sido eso?-preguntó alterada
-No te preocupes, habrá sido un animal o algo, espera que voy a mirar.-dijo para tranquilizarla.

Sanji empezó a mirar por los arbusto y a removerlo todo, de golpe se empieza a reír.
-Sanji? De que te ríes?-pregunto Nami extrañada y confusa
-Hahahahaha!! Mira que cosita tenemos aquí!- Sanji se giró entre sus manos tenia un cachorro de gato.
-Ohhh, que cosita mas bonita!- dijo Nami, a quien se le ponían los ojos como naranjas el observar aquella hermosa criatura
-Vaya gracias, pero no es un bueno momento para decir esas cosas...-dijo Sanji sonrojándose
-No te lo decía a ti, se lo decía al gato- dijo cogiéndolo de las manos de Sanji y pasando de el
-P-pero...-Sanji se quedó en blanco.
-Pero tu también eres muy mono... deberías saberlo ya...-dijo mientras le guiñaba un ojo Sanji se relajó y sonrió acercándose a ella para acariciar al cachorro.

En la ciudad de Neverland Lord Wolf, que no había ido con el resto del grupo, fue preguntando a las personas del pueblo, locales, etc... si algún día habían visto a Leidy Miin merodeando por las calles. Muchas de las personas a las que preguntó dijeron que alguna vez si, pero no sabían hacia donde se dirija. Wolf decidió ir con los demás, pero no sabían hacia donde habían ido, pero olfateó un poco y encontró un ligero rastro de colonia de mandarina que tanto le gustaba a Nami, y aunque estaban muy lejos, Wolf tenia un gran sentido del olfato.

Shila y Chopper escucharon unas voces que probenian de un campo que había no muy lejos de allí. Decidieron ir. El campo estava justo detrás del castillo, a unos metros.
-Que es esto?- preguntó Chopper a Shila.
-Supongo que un campo de entrenamiento.
En el campo habían hombres y mujeres fuertes y sanos. Estavan entrenándose con espadas y otras armas. Todas las armas, las banderas y escudos que habían llevaban un especie de emblema, un ángel con una ala blanca y otra negra.
No sabían que quería decir pero aun así se quedaron a observar.

Robin y Franky, mientras tanto, seguían investigando el castillo.
-Bien, Frany, y si nos separamos para investigar mas rápido?-propuso Robin en un susurro-vale, yo por la izquierda y tu por la derecha?- dijo en un tono algo mas alto
-Me parece bien. Nos encontramos aquí dentro de un rato.
-No seria mejor esperar fuera? Mas que nada por si uno está esperando y biene alguien...-dijo Franky.
-Tienes razón, me parece bien, entonces quedamos fuera. Date prisa, y que no te pillen!
Franky desapareció en la primera puerta que encontró, y que por suerte no había nadie dentro.
Robin, continuó hacia el final del pasillo, y giró hacia la derecha. En la parte de la derecha habían muchas puertas y en la parte izquierda del pasillo habían unas grandes ventanas. Confirmó que no había nadie y entró. Parecía la habitación de unos soldados o caballeros. Decidió investigar un poco. Cuando entró vio que habían cuatro literas, con ropa y objetos personales de quienes vivían allí. No había nada de sospechoso, así que fue a la habitación de al lado. En ninguna había algún tipo de pista que les podría ayudar.

Nami estaba muy encariñada con el gatito, pero aun a sin se estava empezado a impacientar.
-Toma Sanji, aguantalo un rato.- dijo cogiéndolo para dárselo. Cuando se lo iba a pasar, el gato le rompió la camisa a Nami, y Sanji se alteró mucho.
-Oh... N-nami, ten mi camisa!
Sanji se quitó la camisa y el se quedó sin, y ahora la llevaba Nami.
-Gracias, pero igualmente llevo el bikini...
-No importa, pontela!-dijo Sanji mirando hacia otro lado.
-Vale, gracias.
Cuando se la terminó de poner empezó a hablar.
-Sanji, me estoi preocupando por ellos. No sabemos si les a pasado algo, ya están tardando...
-No te preocupes, son lo suficiente mente fuertes para librarse de todos.
-Mmm... vale, pero si dentro de un rato no han vuelto iré a por ellos.
-Como quieras, ahora descansa un poco.
Y los dos se tumbaron para descansar.

Shila y Chopper seguian escondidos entre las hiervas. Shila tenia alerjia a una planta que abundava en esa zona y comenzó a estornudar sin parar. Ella y Chopper salieron corriendo bosque adentro para que no los descubrieran, pero era demasiado tarde. Tres soldados armados les descubrieron y no pudieron hacer nada al respecto. Los soldados les llevaron hasta dentro, donde deveria estar el capitan, o jefe de todos.
Franky, ya habia inspeccionado toda el ala oeste del castillo, y lo mas impresionante fue que lo izo sin destruir o dañar nada. Robin, iva hacia la ultima de las puertas, pero esa era especial, tenia en la puerta una especie de vanderilla colgada, como si esa fuera la habitacion del que mandava. Cojió el pomode la puerta y la abrió, pasando primero la cabeza para asegurarse de que no habia nadie. A simple vista, no parecia haver nadie, y decidida entró. Fué derecha hacia la mesa, donde habian planos y cartas de navegacion, cosa que no entendia ya que el mar estaba algo lejos. De golpe la puerta se cerró y Robin se dió la vuelta al instante. Habia una persona, un hombre exactamente, pero no podia ver su rostro devido a que estava de espaldas. Aunque estavan en pleno dia, esa habitacion era vastante mas oscura que las demas. Al instante empezó a reir y se dió media vuelta. Sin poder reaccionar, la empujó a una cama que habia a su izquierda. Robin tenia mucho equilibrio y no caió en ella, pudo mantenerse en pie, pero ese individuose le lenzó encima y le cogió las manos de tal forma que no podia moverse. Ella empezó a gritar y a patadalear. Con una mano le tapo la boca, pero no pensó que entonces le dejava una mano libre.
Robin le dió un puñetazo en la cabeza, pero aunque no fue suficiente sirvió para desacerse de el. Aun no la soltava, pero gracias a la voz que tiene Robin, Sanji y Nami se enteraron de los gritos y acudieron a ella, igual que Franky.
Cuado llegaron vieron a Robin estirada y a aquel apuesto hombre encima suyo, cogiendole las dos manos y tapandole la boca.
-P...pero que haceis, Robin??-preguntó Nami exausta
-MMmmmm!!- respondió ella como pudo- Socor...mmmm!!
Nami le arreó una patada, que casi le rompe el brazo, mientras Sanji ayudaba a Robin.
-QUE SEPAS QUE NADIE TOCA A MIS HERMANAS!!-le gritava Nami- Escepto yo claro...
-Robin, estas bien?-Le preguntava Franky desde la puerta
-Si, si tranquilos-respondió sacudiendose el vestido.
-Uff, que suerte.-dijo Nami mas tranquila- AHORA TU!! QUIEN ERES, Y PORQUE LA HAS ATACADO?? GRRR!!
-Nami tranquila...- dijo Sanji mientras la cojia para controlarla.
No conocian de nada a ese hombre, lo sentaron en una silla y lo ataron de manos y pies, practicamente no podia moverse.
-Porfavor, soltadme, yo solo he sido un enviado...-rogava aquel hombre
-Enviado, eee? Por quien?-preguntó Nami
-Por el jefe, p-por el capitan...-contestó tembando
-Nombres, quiero nombres... y los quiero YA!!-Decia Nami con tal de que hablara
-De acuerdo, os lo contare. No se si lo conoceis, pero el se llama Galileo...
-"Galileo, me lo temia..."-pensó Robin.
-El save que estais aqui desde que habeis llegado siguiendo a Miin, pero no a querido atacar, queria tenderos una trampa para poderos atrapar a todos juntos...
-Enserio? Y cual era esa trampa? Porque me pareze que no nos a pillado...-Dijo Nami en tono burlon
-Eso es lo que tu te piensas guapa...-dijo liberandose de las cuerdad y la silla- Chicos ahora!!

Derepente salieron soldados de detras de las cortinas, del balcon, de debajo de la cama y algunos entraron por la puerta. Los tenian rodeados.
-Y ahora que dices, eeh?-preguntó aquel hombre- Por cierto, mi nombre es Roy.
Roy, era un comandante amigo de Galileo, tenia el pelo mas o menos como Sanji, y de color rojo sangre muy intenso, tenia muy buena planta y unos ojos plateados que dejavan a la gente sin aliento, a parte de una voz muy intensa.
-No creo que sea hora de presentaciones...-Dijo Nami con mala cara.
-Hahaha, es cierto...-respondió
-Sanji tienes que ayudarme, cuando yo te diga, a los que estan más cerca del balcon los atacamos, intentaré huir y buscaré ayuda. entendido? -Susurró Nami al oido.
-Pero no será muy peligroso que vayas tu sola??-preguntó el.
-Que prefieres, que este mindundi se aproveche de mi tambien? ya has visto como hemos encontrado a la pobre Robin!!
-Esta bien, cuando quieras. -Le respondió en un susurro.
-YA!!-Dijo Nami lanzandose encima de uno Sanji izo lo mismo, antes de que se pudieran lebantar y antes de que pudiran reaccionar los otros, Sanji le dió la mano a Nami y la ayudó a bajar. De un salto estava en el suelo. Salió corriendo sin parar, hasta que sus ojos, y la distancia no permitieron verla. Los cuatro soldados que estaban en el suelo se lebantaron rapido y cojieron a Sanji.

A Shila y Chopper los llebavan de camino hacia donde estavan los demas, pero controlar a Shila no era tan facil. No dejava de moverse, y a la que le ponian una mano encima corrian el peligro de quedarse sin un dedo. Por eso le pusieron unas manillas, y te taparon la boca, por si acaso, y como que se negava a andar, la tubieron que llebar.
-Bueno, me pareze que estos dos son vuestros amigos. O me equivoco?-dijo Roy abriendo la puerta
-Seras...-dijo Robin casi con un hilo de voz.
-Que as dicho bonita?-dijo agarrandole la barvilla con suavidad.
Robin giró la cabeza de golpe y se puso al lado de Franky.
-Vaya, una chica reservada, hermosa per reservada. Aunque la peliroja no estava nada mal-Dijo Roy pensativo.
-NO HABLES ASI DE NAMI, ASQUEROSO!!-Se enfadó Sanji
-Tranquilito hombre, prefiero a las reservadas-dijo mirando a Robin nuevamente-... Llevadlos a la mazmorra hasta que llegue el...
-Como usted mande...
Estavan todos atrapados, escepto Nami, Stella, Wolf y Gailen, que parecian haverse puesto deacuerdo para desaparecer. Nami, huyendo del castillo se topó con Wolf y Gailen.
-P..pero que haceis aqui?-preguntó Nami en cuanto los vió
-Esto.. estuvimos...-dijo Gailen en un intento fallido por escusarse
-Si hubierais estado no habrian atacado a Robin, pero ya no se le puede hacer nada, los tienen igualmente...
-Como??-Preguntó Wolf, ya que Gailen no podia
-Lo que oys, ella y Franky entraron a investigar y los pillaron, se ve que lo tenian todo preparado, nos pillaron a todos, pero con la ayuda de Sanji, yo pude escapar.
Gailen muy decidido tenia intencion de ir hacia alli, donde les tenian presos a todos.
-A donde crees que vas Gailen?-Preguntó Nami.
-Al castillo a salvarlos...
-O al castillo a salvarla...-dijo Nami.
-V... voy a salvarlos a todos...-respondió el
-No sin mas gente, somos muy pocos y ellos son cientos y cientos, necesitamos más ayuda, en cuanto lleguemos a casa de Stella enviaré una carta a Nojiko.

Se dirijieron hacia el sitio mencionado y Stella estava allí esperandoles.
-Ya haveis llegado?? A ido todo bien??
-Depende de que entiendas por bien...-dijo Nami, aun cabreada por lo que havia pasado.
-Por que, que a ocurrido? Y los demas?- Leidy Stella se empezava a preocupar.
-Que los han pillado, pero no se pudo evitar... Emos tenido suerte de que he podido escapar...
-Si, suerte que eres agil- puntuó Stella
-Savemos donde está tu hermana, es decir hacia donde va y con quien se encuentra todos los dias.
-En serio? Con quien??
-Con el rei Galileo, en el castillo en reuinas que esta no muy lejos del bosque.
-Ah... Ya se donde está...Y ahora que planeais hacer??
-Tenemos que reunirnos con Nojiko y con los del castillo y reunir a más soldados, pero no se de donde los vamos a sacar...
-Creo que puedo ayudaros...-Dijo Lord Wolf.

Continuara..